CITADELLE 

Citadelle Gin ofrece una riqueza aromática completa, pero hay tres rasgos característicos que permanecen: 
– Notas a enebro, su firma, la clave elemental de Citadelle.
– Notas cítricas, la nota complementaria que hace destacar al enebro.
– Notas exóticas, que ofrece un nivel adicional de disfrute con toques de pimienta, nuez moscada y canela.

Las 19 plantas aromáticas y botánicos que componen Citadelle se infusionan, según su perfil, entre uno y cuatro días; un momento crucial para que Citadelle pueda adquirir su distinguido carácter. A continuación, se destila en pequeños alambiques de cobre a llama viva para desarrollar su flexibilidad y carácter voluptuoso en boca.

La ginebra Citadelle posee delicados aromas a flores frescas resaltadas por notas cítricas más fuertes. Una vez servida emana notas herbáceas más intensas de enebro y anís; a continuación, el lado picante de la canela suaviza la nariz aportando una dimensión extremadamente deliciosa a la ginebra. En el paladar, el enebro deja paso a una fragancia larga, voluptuosa y picante.

Perfectamente equilibrada. Resulta elegante, suave y persistente en boca, con un contenido de alcohol del 44 %. Un equilibrio perfecto entre intensidad y delicadeza.

ALAMBIQUE “CHARENTAIS”

Tras la infusión del enebro y botánicos naturales, tiene lugar la destilación a llama viva en pequeños alambiques de cobre de 25 hectolitros. Gracias a este método, el calor se dirige principalmente hacia el fondo del alambique, lo que crea una especie de caramelización. Esto le da al destilado una textura suave y un ligero dulzor natural, y permite una mayor extracción gracias a las temperaturas más elevadas en la parte inferior delalambique. Este proceso requiere agilidad y una gran precisión, lo que nos limita a lotes pequeños y permite que el destilador separe cuidadosamente las cabezas y colas. De esta manera se selecciona solo el núcleo puro.

Necesitas ayuda